Sello de Calidad
Portada » Patrimonio Camagüeyano

Patrimonio Camagüeyano

Plaza de San Juan de Dios

En Camagüey las edificaciones tienen un marcado acento de los terratenientes de la época, son construidas con ladrillos, constan de techos de tejas de barro, tienen una sola planta y un puntal moderado. Estas casas tenían el techo en una sola corriente, altísimo en la sala, bajando en declive...

Casa Natal de Ignacio Agramonte

El territorio de la actual provincia de Camagüey estuvo habitado antes de la conquista y colonización europea por los primitivos pobladores de las Antillas, presumiblemente descendientes de un tronco étnico común suramericano.

Callejón Funda de Catre

El callejón más pequeño de Camagüey es el de la Miseria (Tula Oms), situado en la Plaza de Bedolla. Cuenta con 4 m de largo por 2 m de ancho. Enlaza la calle Martí (San Diego) con Hermanos Agüero (San Ignacio) en la parte donde ésta se dilata para formar la Plaza del Carmen.

Glorieta del Casino Campestre

Corazón verde de la ciudad, sitio de recuerdos y expansión, se dice que el Parque "Gonzalo de Quesada" --popularmente Casino Campestre-- es el más grande incluido dentro de una ciudad, en toda Cuba.

Obra Espejo de Paciencia

En Puerto Príncipe fue escrita, entre 1604 y 1608, la primera obra literaria cubana: Espejo de paciencia. Su autor : el canario Silvestre de Balboa-Troya y Quesada, escribano del Cabildo.

Paisaje camagüeyano

El archipiélago de los Jardines del Rey o Sabana-Camagüey es el más extenso y numeroso del país, posee una extensión de 465 km entre sus extremos, situados en la Peninsula de Hicacos (Matanzas) y la bahía de Nuevitas.

Gran Hotel de Camagüey

Desde la apertura en 1938 del edificio actual, el Gran Hotel ha sido un activo partícipe en el desarrollo cultural de Camagüey, al recibir a destacadas figuras de la literatura y el arte. Por sus habitaciones han pasado muchas de las personalidades que han visitado la Ciudad de los Tinajones.

Iglesia de Nuestra Señora de la Merced

Ubicada en la Plaza de los trabajadores, se alza la Iglesia de nuestra Señora de la Merced, construida en el año 1601 por frailes de la orden de los Mercedarios en una ermita de madera y guano dedicada a Nuestra Señora de la Altagracia, donada por Juan Griego, vecino de la villa.