Sello de Calidad
Portada » Patrimonio Camagüeyano » Camagüey Legendario

Camaguey Legendario

Plaza del Carmen

Es un conjunto de arquitectura colonial bien conservado. La plaza fue creada en las primeras décadas del siglo XIX, a expensas del derrumbe de casas, a fin de abrir un espacio que hiciera resaltar la fachada de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen.

Plazuela de Bedoya

El entrecruzamiento de las calles Martí, Hermanos Agüero y Honda, da lugar a una interesante plazuela de seis esquinas, llamada antaño del Pozo de Gracia, porque se dice que por allí existía uno que nunca se secaba.

Estampas del Viejo Puerto Príncipe

Puerto Príncipe fue establecido (según la tradición) en 1514. Las fuentes históricas disponibles datan el hecho algo después, entre fines de junio y principios de julio de 1515. En 14 años la villa conoció tres asentamientos. El primero le dio su nombre: el Puerto del Príncipe.

Playa de Santa Lucía

Ciudad de Camagüey: Centro político-administrativo, económico y socio-cultural de la provincia. Monumento Nacional. Ambiente colonial en calles, plazas, casas e iglesias. Varios lugares de interés. A sólo 7 km del centro de la ciudad está el Aeropuerto Internacional "Ignacio Agramonte", con una...

Iglesias de Camagüey

Santa María del Puerto del Príncipe, un misterio en la vida de las gentes hasta el siglo XIX, se revela como documento histórico cultural de sus moradores durante más de cinco siglos.

Alameda, municipio Carlos Manuel de Céspedes

El jueves 29 de mayo de 1902, nueve días después de proclamada la República sin independencia, un grupo de antiguos mambises decidió identificar con el nombre de Céspedes al lugar donde se asentaron como agricultores, en homenaje a Carlos Manuel, el Padre de la Patria.

Parque Agramonte, foto antigua

Durante las últimas décadas se ha discernido en torno a las fechas fundacionales de las villas surgidas en el transcurso de la colonización de Cuba en el siglo XVI. Santa María del Puerto del Príncipe no ha escapado a estas miras.

Barberán y Collar

Transcurría la década del 30 del pasado siglo XX, notoriamente reconocida por la historia. Recién concluía la primera conflagración mundial. El mundo se aprestaba en breve a asistir a la segunda.