Sello de Calidad
Portada » Patrimonio Camagüeyano » Camagüey Legendario

Camaguey Legendario

Iglesia de nuestra Señora de la Soledad

La Iglesia de La Soledad, construida en los años 1733 al 1736, se erige majestuosa en la intersección de la calle República (Reina) esquina a Ignacio Agramonte (Estrada Palma), casi al frente de la plaza de la Soledad, conocida como Plaza del Gallo.

Iglesia de Nuestra Señora del Carmen

La Iglesia del Carmen, ubicada en la Plaza del mismo nombre es el único templo en Camagüey de dos torres y fue el cuarto en construirse con estas características en Cuba.

Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús

La Iglesia del Sagrado Corazón se ubica en la calle Emilio Luaces entre San Fernando y Academia, en el actual parque de La Juventud. Esta edificación sustituyó el antiguo templo de San Francisco.

Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje

En las primeras décadas del siglo XVIII el presbítero Emeterio de Arrieta erigió, en un punto alto de las afueras de la villa, una ermita dedicada al Santo Cristo del Buen Viaje, la cual se convertiría, en 1794, en auxiliar de la Parroquial Mayor.

Iglesia y Convento-Hospital San Juan De Dios

El convento hospital de San Juan de Dios, con su correspondiente iglesia, en cuyo altar mayor se encuentra la Santísima Trinidad con figura humana del Espíritu Santo, que es la única en Cuba y la segunda en Hispanoamérica. Su entorno lo constituye la Plaza de San Juan de Dios.

La Calle Maceo

Elemento básico del entorno es la calle Maceo. Partiendo del centro de la villa —el barrio de la Iglesia Mayor, más tarde de la Parroquial Mayor; actual parque Agramonte y zonas aledañas—, y entre la segunda mitad del siglo XVII y el siglo XVIII, surgió un sendero que vinculaba al referido...

La Campana de Toledo

Desde agosto de 1994 pasó a formar parte del patrimonio de la cadena turística Rumbos, a raíz de su creación. Es la instalación insignia de la División de Camagüey y de la Dirección Territorial. Los clientes son acogidos y despedidos con un toque de campana.

Vista aérea de la ciudad de Camagüey

Como las mujeres, toda ciudad tiene dos caras. Una para andar por casa, y otra para salir, para pasear. La cara que se le enseña al novio, y la que después conoce el marido, en el «desorden húmedo de la mañana», cuando se salta del lecho al laboratorio del tocador.