Sello de Calidad
Portada » noticias » Música » Ovacionada en Camagüey la Orquesta de Cámara provincial

Ovacionada en Camagüey la Orquesta de Cámara provincial

Orquesta de Cámara, foto:  Otilio Rivero Delgado

Camagüey- Gracias a la interpretación eficaz de una programación cargada de múltiples sabores musicales, la Orquesta de Cámara provincial fue aplaudida por el público tras su presentación, en la Sala de Conciertos José Marín Varona, para marcar la apertura de la Comisión Nacional de Monumentos en este territorio, organizada por la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC).

A través de las diez piezas interpretadas, los 15 miembros de la agrupación demostraron su virtuosismo al recorrer los clásicos de las partituras europeas, y luego corresponder a un clima sonoro, repleto de calor y picardía como lo es el latinoamericano.

El Concierto para dos flautas y orquesta de cuerdas, de Doménico Cimarosa, constituyó un momento para sentir la confluencia de los instrumentos musicales entre vaivenes, entre los vaivenes suaves y vigorosos de una naturaleza imaginada: un avance apacible de la ola que termina golpeando la roca con estrepitosa delicadeza. Gran parte de ese carácter y oportuna mezcolanza se lo imprimió el director del conjunto, Juan Ramón Orol, quien supo guiar, de forma oportuna, el ritmo en cada composición.

De la propia obra se robaron el protagonismo, en los compases finales, las flautistas Mónica Benítez Valdivia y Laritza Cruz Gutiérrez. En el espacio más adelantado del pequeño escenario, y secundadas por un leve acompañamiento de violines y violonchelos, realizaron una intervención osada que enamoró.

Continuó la velada con la ejecución de la Sinfonía Simple, del inglés Benjamín Britten, el Intermezzo, del exponente de la ópera verista, Pietro Mascagni, y del Vals, de la flautista sueca Antipe de Stella. Sobre cada tema, los brazos y el cuerpo del maestro y fundador de la orquesta, Ramón Orol, cimbraban y marcaban círculos concéntricos. La batuta se movía de un lado a otro del proscenio, sobre los artistas, como una varita mágica que coordina apropiadamente la obra.

La conexión indispensable director de orquesta-instrumentistas se cristalizó cuando comenzaron las melodías más “movidas”. Poco antes de iniciar la conocida Acuarela de Brasil, creación del brasileño Ary Barroso, los rostros se iluminaron y afloraron algunas sonrisas cómplices. Entonces, el hombre de espaldas al público soltó la vara con la que dirigía y tomó… una maraca. Sin embargo, con su mano izquierda esbozaba crescendos, decrescendos y, con el dedo, estocaba al violinista, al contrabajista, sin perder la esencia de distribuir un orden melódico, hasta con la expresión facial.

No son pocos los que identifican a la experiencia como un elemento principal para interpretar con calidad una pieza; pero la Orquesta de Cámara, con 24 años de fundada, ha reconocido el talento de los jóvenes que la integran, graduados todos en la Escuela Superior de Arte. De ellos se nutre y renueva con la frescura y creativad de estos tiempos. Esas virtudes las volcaron en números como Jazz Pizzicato, del estadounidense Leroy Anderson y de las composiciones nacionales: el emblemático danzón Almendra, de Abelardo Valdés, y La engañadora, de Enrique Jorrín.

Para cerrar la función —que duró alrededor de 50 minutos— y recibir el merecido aplauso del auditorio, la agrupación tocó las emblemáticas El Mayor, de Silvio Rodríguez y Cuba, qué linda es Cuba, de la autoría de Eduardo Saborit.

Previo al comienzo del concierto fueron proyectados, en la fachada de la Sala José Marín Varona, dos materiales audiovisuales. El primero aludió al profundo estado de deterioro del inmueble y el segundo versó sobre las profundas labores de remozamiento que efectuó la OHCC para, el 22 del pasado año, dejar inaugurado ese recinto de la música en Camagüey.

Autor: Yang Fernández Madruga

Fuente: Adelante Digital

Tomado de: http://www.adelante.cu/

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.