Sello de Calidad
Portada » articulos » Danza » Vicentina: legado y ejemplo

Vicentina: legado y ejemplo

Vicentina de la Torre

Se recuerda a Vicentina de la Torre sencilla, menuda en el físico e incansable en el empeño de sembrar en su Camagüey natal, la pasión por la danza.

De procedencia muy humilde, su primer encuentro con el universo del arte en movimiento fue desde la entrada de la Academia de Gilda Zaldívar, otra personalidad del terruño a quien tanto debe la manifestación. Desde allí se recreó en aquellas personitas que trataban de tocar el cielo empinándose en la punta  de sus pies. 

Entonces ella desconocía que esa forma de danzar recibía el nombre de Ballet y que la peculiar vestimenta de aquellas niñas se llamaba “tutús”. Tampoco que su enseñanza se destinaba fundamentalmente a las familias económicamente acomodadas… sólo sentía cómo lo observado cautivaba definitivamente su corazón. 

Ese pasaje  lo contaba años después, cuando se hizo realidad el ambicionado sueño de crear en su provincia, una compañía danzaría. Su insistencia cobró frutos en la sensibilidad de Gilda, quien notó en la pequeña Vicentina una pasión poco común hacia la Danza. Después vendría la Beca en la compañía habanera “Ballet de Alicia Alonso” y el retorno, plena ya de las enseñanzas adquiridas.

-“Fueron meses inolvidables –recordaba. Me resultan imborrables aquellas clases impartidas por Fernando y la magia que Alicia depositaba en cada movimiento. Eran encuentros de un nivel extraordinario y yo trataba de incorporar sus contenidos hasta el más mínimo detalle Todo ello hacía crecer en mí el amor hacia el ballet. Si bien mis condiciones físicas no me permitían interpretar las obras, existía el ejemplo de Fernando y Alicia Alonso desde un magisterio llevado a cabo con elegancia, rigor, disciplina y aplicación. Entonces decidí seguir los pasos de su enseñanza en Camagüey”.

Con muchos obstáculos por vencer, pudo más aquel apasionado objetivo que logró el apoyo de conocidos y familiares. Así nació la Academia “Vicentina de la Torre”.

Después del triunfo revolucionario de 1959, Vicentina sumó su Academia al nuevo proceso social que se generaba y se incorporó plenamente a la gesta cultural, donde la enseñanza artística se constituía en pilar indispensable. Desde la Escuela de Ballet, continuó forjando la cantera de jóvenes que después –en 1967- posibilitarían la primera función de la naciente compañía danzaria.

-“Fue una noche inolvidable”, aseguraba.  “Resultó la consumación de mis más anhelados sueños. El Ballet de Camagüey se presentaba por primera vez ante el público reunido en el teatro Principal con un programa concierto.”

La proverbial modestia de Vicenta, obviaba que gracias a ella la apreciación de la difícil manifestación artística llegaba hasta la sociedad camagüeyana, tan exigente como culta. Logró con perseverancia y no pocos inconvenientes, constituir una agrupación que con el paso de los años, devendría orgullo del territorio y de toda Cuba. 

Pero no es ese su mérito más descollante. Sin dudas lo es el talento y su capacidad para salir siempre adelante... ese espíritu de lucha contra los contratiempos –y ha tenido bastantes en estos cercanos 46  años- los que enriquecen su recorrido por el tiempo, donde el ejemplo de constancia brindado por Vicentina de la Torre, sigue guiando derroteros.

Su colectivo ha sabido resistir las embestidas de penurias materiales agobiantes y el éxodo por contrataciones de sus integrantes, entre otros avatares. Pero sigue ahí, contra viento y marea, con su cincuentena de componentes cuya edad promedio no rebasa los 30 años.

Nuevos compromisos lugareños, nacionales e internacionales se observan en el horizonte del conjunto: herencia legítima que habla de la avidez agramontina por entregar siempre una obra mejor, tal y como su devenir cultural también lo demuestra. Y en tal realidad, Vicentina de la Torre sigue siendo un preciado símbolo.          

Autor: Yolanda Ferrera Sosa

Fuente: Portal Cultural Príncipe

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.