Sello de Calidad
Portada » articulos » Danza » Si la vida te dice baila…

Si la vida te dice baila…

Osmany Montero, foto de Internet

Luchador, apasionado de la percusión, bailarín, fotógrafo y realizador audiovisual, el holguinero Osmany Montero, ganador de la primera temporada de Bailando en Cuba sorprende desde sus talentos como un joven polifacético y emprendedor.

Durante su paso por la provincia de Camagüey para las audiciones de la segunda edición del popular show de baile fue posible conocer más de su historia y personalidad.

LUCHA PARA BAILAR

“La lucha significó mi primera inclinación por el deporte y la practiqué desde pequeño. La verdad es que me distraían los estudios y me gustaba mucho. Llegué a ser subcampeón provincial el año del debut. Sin embargo, disfrutaba también hacer música con las manos y mi padre me acompañaba en mi amor por la percusión”, comentó.

Gracias a su condición física como luchador, Osmany pudo ingresar con facilidad a la Escuela Vocacional de Arte (EVA) Raúl Gómez García, de Holguín, en la modalidad de danza, pero sus intenciones eran otras.

“Oí decir a alguien que una vez dentro de la escuela podía cambiarme de especialidad, así que decidí aventurarme con la esperanza de cambiar el baile por la percusión. Después le fui cogiendo el gusto a la danza y supe que era imposible cambiarme por la edad”.

SIN ARREPENTIMIENTOS

“No lamento  haber hecho carrera de bailarín y creo que sin las habilidades de la lucha libre y el ritmo que me brindó la afición por la música todo hubiese sido diferente, eso me ayudó mucho en mi superación personal y profesional.

“La danza para mí es evolución, sacrificio, sentimiento, destreza, es una forma de vida. Los bailarines somos un instrumento en la búsqueda de la perfección para expresar lo infinito de la imaginación humana, eso es inexplicable y me hace vivir en cada movimiento, por eso sobre un escenario en una coreografía somos inmortales”.

…LAS RAÍCES NUNCA SE CORTAN SI QUIERES CRECER

Entre los retos que le impuso esta faceta de bailarín, dejar el poblado de Sagua de Tánamo para probar suerte en la Habana, fue uno de los más decisivos en la carrera de Osmany.

“Hubo una cadena de sucesos que no lo hizo doloroso, a los 12 años me fui de Sagua para estudiar en Holguín y solo iba a mi casa cada 15 días. Indiscutiblemente, tenía una vida nueva lejos de mi pueblo cuando me gradué y supe que sería por mucho tiempo esa separación. A los 24 años me instalé en La Habana y desde entonces ha sido más difícil visitar mi tierra, pero siempre de forma anual voy dos o tres veces, las raíces nunca se cortan si quieres crecer”.

¿CONTRATIEMPOS?

“El gran problema fue la migración en la capital, fui un extranjero indocumentado en La Habana por dos años, pude trabajar gracias a amistades y familiares que me ayudaron con residencias temporales y fueron varias hasta no poder hacerlo más. Creo que eso es un problema que nos frena como sociedad civilizada, pues todos los cubanos deben poder trabajar donde sea sin importar de dónde provengan”.

BAILANDO EN CUBA

“Decidí participar en Bailando en Cuba porque creo en los medios de comunicación masiva y siempre supe que serían una fuerza a favor de mi carrera. También me encantan los retos. Bailando era algo nuevo, pero siempre le tuve fe y supe que me aportaría mucha experiencia profesionalmente y me vincularía al audiovisual, otra de mis pasiones, y sería genial formar parte de todo lo que me gusta en la vida”.

DÚO PERFECTO

“Con Jara resultó muy cómodo bailar porque tiene mucha sed de aprender y es muy esforzada, desde los primeros ensayos conectamos muy bien y es receptiva a las rectificaciones coreográficas y técnicas. Me brindó mucho en reversa y fue un excelente reto mutuo bailar en ese escenario del Astral”.

MÁS COSAS BUENAS

“Todo lo experimental tiene su camino de aprendizaje y nos tocó a nosotros, pero en general Bailando en Cuba fue 90 % positivo para mi punto de vista.

“Tengo la dicha de formar parte del proyecto para su 2da. temporada, y las fisuras que tuvo el show anterior se están corrigiendo desde ahora. Esta edición va a estar a la altura de todos los programas que se están produciendo actualmente en Cuba”.

ANTES Y DESPUÉS

“No me siento muy distinto después de Bailando en Cuba, sigo siendo el mismo de antes, lo que más reconocido públicamente, y eso me llena mucho en lo espiritual. Aún trabajo con las personas que han confiado en mí y después de la lluvia mediática tras al premio no ha pasado nada más. Todo lo que he hecho es continuar mi vida donde la dejé y seguir trabajando como siempre. La beca en Italia primero era en octubre y ahora será en enero, tengo grandes expectativas respecto a lo que me pueda aportar”.

OTROS PROYECTOS EN MARCHA

“Desde hace unos años formo parte de un espectáculo musical llamado Soy de Cuba, que solo se presenta en Europa y pone bien alto la música y la danza cubanas. Hemos estado en París, Berlín, Frankfurt, Dortmund, Munich, Colonia, Bremen, Marsella, Viena, Basel y Zurich. Próximamente, del 4 al 9 de noviembre, nos presentaremos una vez más en París, en Euro Disney.

“Pertenezco también al musical Carmen la Cubana, dirigido por un director de Broadway, hasta ahora la aceptación ha sido buena y en abril del próximo año comenzaremos una gira por Europa.

“En lo más reciente que trabajo ahora es con el coreógrafo Roclan González en el Ballet Revolución, y en las grabaciones para la nueva temporada de Bailando en Cuba”.

TALENTO EN CAMAGÜEY

“De Camagüey y su cultura siempre he estado al tanto. Tengo excelentes amistades en esta hermosa tierra y me encanta su movimiento cultural. La danza está muy bien representada por el Ballet de Camagüey, el Ballet Contemporáneo y las compañías Folclóricas.

“Durante mi trabajo con los estudiantes de la EVA Luis Casas Romero vi talento y ganas de trabajar, eso es fundamental en bailarines en formación, así que hay buen futuro en la Tierra de los Tinajones”, concluyó.

Autor: Lorena Chávez Fernández y Yusarys Benito Deliano

Fuente: Adelante Digital

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.