Sello de Calidad
Portada » articulos » Jorge Santos » La necesidad pensar en estos tiempos

La necesidad pensar en estos tiempos

Acabo de leer -y no de un tirón, por cierto- el libro de Juan A. García Borrero, titulado El suicidio de la sabiduría (Notas sobre cultura audiovisual, tecnología digitales y creatividad), publicado por la editorial Ácana en el 2017, y que me cupo el honor de presentarlo el sábado 30 de junio del 2018, a las 5.00 p.m., en la librería Ateneo-Viet Nam, de Camagüey.

Una primera lectura me creó más dudas que aciertos sobre su valor. Por ello, emprendí otra más reflexiva, y menos afincada en las alabanzas expresada por muchos en torno al libro, con el propósito de esclarecerme acerca de los puntos de vistas asumidos por el autor del libro.

A decir verdad, la gran singularidad de Juan A. García como escritor radica  en su manera de contar lo que plantea, casi siempre apoyándose en un apotegma de algún pensador de prestigio  -sin importar de qué época es-, pero que le sirve de asidero a las ideas que expondrá.

De manera que, al partir de ese presupuesto, hace una “re-creación” anecdótica de lo pretendido para su texto ensayístico con vistas a persuadir al lector de que lo propuesto a leer es como una  “verdad casi de fe” en relación con las nuevas tecnologías, aunque en todo momento hay un pretendido acertijo sostenido por el autor en cuanto a que él no tiene la razón última,  sino que todo puede ser cuestionado por el lector. Y eso es un elemento narratológico para crear un nivel de atracción peculiar, que el autor de este libro maneja eficientemente.

Pero, en otro orden, el libro de Juan A. García es un declaración o una invitación a pensar, a expandir lo útil que resulta adueñarse de las nuevas tecnologías en los tiempos actuales con la intención de que la cultura se potencialice entonces. Así estamos, pues, en presencia de un libro entrañable en su carácter cultural esencialmente, que reúne parte de la obra escrita en su blog conocido como Cine cubano, la pupila insomne, en los últimos tiempos.

Por consiguiente, el libro está urgido de leerse por la inmensa riqueza informativa que atesora y aporta, y que García Borrero pretende que sea sabiduría al fin y al cabo, y no mero conocimiento.  

En ese sentido, los materiales agrupados, entre los cuales hay varios sumamente interesantes, pero que prefiero recordar con particular interés el titulado La cultura cubana, los emprendedores y la creatividad, rebasan todo el acervo teórico mediante un lenguaje asequible para los lectores, y se aparta, además, del estrecho marco académico-referencial, que a veces envilece a los ensayos que uno lee, y así intenta denotar en todo momento una virtud de literalidad aleccionadora, digamos que como para confirmar la vida del hombre moderno.

Todo ello corrobora que el libro no es un brevario que trasciende,  pues un lector -no necesariamente tan avisado en estos temas- puede advertir de inmediato que el autor saca los espíritus de su ímpetu y los pone a su disposición con todas las salvedades que pudieran hacerse al respecto, en especial, en cuanto a la vertebración del aprendizaje de las nuevas tecnologías y las ventajas de su uso; así como la importancia que reviste en nuestro días el audiovisual en todos los planos expresivos. 

Es de esa manera que este libro concite una especulación de primer orden, pues la comunicación se hace inexcusable, perentoria, a pesar de la densidad de su deslumbramiento teórico. Quizás ese sea el mérito mayor de Juan A. García con este texto, porque la materia tratada rebosada de apasionamiento; deja implícito, por otro lado, ver su importancia, la sutileza de su impronta y la relevancia de sus signos, condiciones, conexiones y revelaciones. Y, también, por ahí asoma el quid del libro de García Borrero, pues va más allá de su vehemente gesto promocional de las nuevas tecnologías, y eso convierte al texto en un material imperioso por el juicio y las orientaciones brindadas sin presiones de ningún tipo para el lector.

Con El suicidio de la sabiduría…, el autor nos permite saber cómo ubicarnos ante las tareas que saltan a la vista de las nuevas tecnologías; y es ya este volumen de una utilidad bibliográfica de ineludible consulta gracias a la perspectiva de valoración que lo invade, y que enaltece a su autor.

*El autor es un ensayista cubano, con varios textos publicados. Miembro de la UNEAC. Con ligereas modificaciones, es el texto leído en la presentación del libro.

Autor: Jorge Santos Caballero*

Fuente: Sede de la UNEAC

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.