Sello de Calidad
Portada » articulos » Patrimonio » La calle Finlay de París

La calle Finlay de París

Calle Finlay de París

A dos cuadras a lo largo de la orilla izquierda del río Sena, por el lado de los muelles de Grenelle y desde la Torre Eiffel, desciende la calle del Doctor cubano Carlos J. Finlay (Rue du Docteur Finlay), consagrada a la memoria del gran médico y científico camagüeyano que descubriera el vector de la fiebre amarilla.

Tal vez algunos piensen que es normal que los parisinos decidieran ponerle nombre a una de sus calles, de quien no solo con su descubrimiento salvó la vida de cubanos sino de miles de personas entre ellos una cifra considerable de franceses que no quedaron exentos de la fiebre amarilla provocada por el mosquito, que el galeno identificó como Aedes Aegypti; pero la verdad es que hay otros vínculos de este cubano con las raíces francesas.

La madre de Juan Carlos Finlay, su nombre de bautizo, fue Marie-Elizabeth de Barrés de Molard, descendiente de la nobleza francesa y miembro de una familia de plantadores franceses instalados en la isla caribeña de Trinidad. El padre, Edward Finlay, era un médico de origen escocés.

El 3 de diciembre de 1833 Carlos J. Finlay nace en Camagüey, y realiza sus estudios secundarios en El Havre, una ciudad situada al noroeste de Francia, entre 1844 y 1846. Regresa a Cuba y vuelve a la ciudad luz dos años más tarde siguiendo rumbo a Londres dado el clima de tensiones políticas en el país.

El devenido científico eminente, realizó en 1850 el bachillerato en Rouen, Normandía; más tarde estudios de medicina en Filadelfia, se instala en Nueva York y regresa a la capital cubana en 1857. Volverá a París a principios de la década siguiente, donde visita varios hospitales, y entra a Cuba quedándose definitivamente en la capital cubana, en donde se casa con Adela Shine, también de origen franco-trinitario.

Entre los múltiples altos reconocimientos que obtuvo Carlos J Finlay, uno que vale bien resaltar, en 1908, fue declarado Oficial de la Legión de Honor, concedido por el Ministro de Francia.

En Cuba se conserva su casa natal en la ciudad de los tinajones como museo provincial y alto exponente de los monumentos del siglo XVIII, también llevan el nombre del doctor zonas y calles en diferentes partes del país como en el Reparto Los Pinos, de la oriental provincia de Santiago de Cuba.

También tengo conocimiento que en Fort-de-France, capital de la Martinica francesa, existe una calle bautizada Carlos Finlay. Volviendo a nuestra pequeña Isla, pero grande como madre de talentos, por coincidencias del destino la casa del doctor Finlay en La Habana donde cerró sus ojos en 1915, es actualmente la sede de la Alianza Francesa de Cuba.

Y así, con todos estos detalles pienso que queda bien avalada la disposición de los franceses de dar por nombre a una de sus calles en el XV distrito de Paris, el nombre del Doctor Finlay, resaltando también en el tradicional cartel: Médico e Investigador cubano.

Autor: Luis Alejandro Alfonso Peñate

Fuente: Radio Rebelde Digital

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.