Sello de Calidad
Portada » articulos » Artes Plásticas » Léster Ortega habla bajo la sombra

Léster Ortega habla bajo la sombra

Léster Ortega, foto: Adelante Digital

Si cuando usted abra el periódico en esta página se cuestiona quién es Léster Ortega, estaría haciéndose, tal vez, la pregunta equivocada. De todos modos, voy a sacarle de su duda: Léster Ortega es un estudiante de Artes Plásticas en la Academia Vicentina de la Torre con el tercer año vencido y que, ahora mismo, tiene una exposición titulada Bajo la sombra en la galería Fidelio Ponce, de la Oficina del Historiador.

A mí me parece una exposición muy buena, pero no confíe en mi criterio, y si puede pasar por la Plaza del Carmen en horario laboral, compruébelo usted mismo. Se trata de una muestra cuya particularidad radica en una reinterpretación plástica de elementos de la naturaleza (de árboles, sobre todo); no espere, sin embargo, el paisaje tradicional: son cuadros en los que las formas naturales sirven como pretexto para hacernos pensar sobre la condición humana; de ahí que, al verlos, nos quede cierta duda acerca de qué son en realidad: ¿Se trata de árboles que se convierten en hombres? ¿Son figuras de personas cuyo aspecto arbóreo no pasa de ser una coincidencia? ¿Habremos pasado por alto alguna cosa y no son ni lo uno ni lo otro? Como toda obra artística que se precie de serlo, las de Bajo la sombra nos ofrecen más preguntas que respuestas; en no ponérnosla fácil, en retar a nuestra inteligencia, radica uno de sus principales méritos.

El otro ―en mi criterio—, se encuentra en lo que inspira la exposición. Si bien es verdad que las piezas son ricas en colorido, que son expresivas e intensas, que impactan por su gran formato, más interesante me parece que un joven del siglo XXI dirija su mirada, precisamente, a un asunto que, por desgracia, solemos entender como cosa del pasado; Léster no ha caído en la trampa de aceptar las temáticas artísticas como subordinadas a los cambiantes dictados de la moda, y ha asumido los riesgos de buscar su propia voz en caminos ya desandados por muchos de los grandes.

Uno de estos grandes, Samuel Feijóo, nos recuerda que “desde los sencillos paisajes primeros hasta los dibujos más fantásticos o fantasiosos se ha de considerar (…) que cada línea viene de Natura, de sus formas graciosas, alegres matojos, bejuqueras, flores, hojas, gajos, pájaros, bosques, mariposas, caracoles, gusanos; las formas (…) que el genio de la Naturaleza dio a mi goce.” En una línea de trabajo similar se halla esta muestra, si bien es necesario advertir que no se encontrará en ella el ecologismo candoroso que en muchas ocasiones empaña sus propios intereses; son piezas que no pretenden asumir la naturaleza como lucha, sino como punto de partida —innegable— de cualquier creación.

Ahora mismo se podría hacer un inventario relativamente extenso que nos diga en cuántas exposiciones ha participado este joven artista, cuáles han sido sus premios, sus reconocimientos (que los tiene)… Prefiero no hacerlo. Al inicio de este artículo le dije que tal vez usted se hubiese hecho una pregunta equivocada; tal inventario estaría encaminado a responder esa pregunta. Para mí, lo verdaderamente interesante no consiste en quién es, sino en quién será Léster Ortega.

*Crítico de artes y profesor

Autor: Guillermo Betancourt Díaz*

Fuente: Adelante Digital

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.