Sello de Calidad
Portada » articulos » Jorge Santos » Joel Jover, expone y revela su maestría

Joel Jover, expone y revela su maestría

Obra de Joel Jover

La muestra del artista Joel Jover, titulada Haikus, exhibida en la UNEAC de Camagüey desde el 13 de junio, fue planeada con una lógica que sobrepasa las expectativas de la tesis principal consignada como una apoteosis expresiva a partir de la profusión de ideas que ella genera. Así, esta exposición resume una etapa especulativa del creador signada por esa avidez para observar y escuchar con regularidad las diferentes frecuencias emanadas de los temas y reportajes más sorprendentes de la vida que, por lo general, son de palpitante interés.

Quizás el corolario de esas aportaciones suyas repercuta de una manera singular en los espectadores, quienes no pueden diagnosticar de improviso con certeza lo que ven. Están obligados, eso sí, a realizar una reflexión de punta a cabo de toda la muestra  -como cuando se ve en un teatro una pieza teatral- para entonces apreciar los dramas existenciales que expone Jover en cada uno de los cuadros, marcados por una resonancia mucho mayor que el suspenso psicológico. Por ello, el artista busca que las “cosas” mostradas –digámoslo así- se acerquen  en lo posible a nuestros ojos y otros sentidos, y se produzca una corriente de trasmisión con el espectador de indudable concordancia, pero en el que haya puntos de vista diferentes. 

Esta disposición íntima apunta hacia una dimensión mayor, a una situación colmada por el clímax, que intenta de una vez por todas incorporar al espectador con la obra, en una relación indisoluble de búsqueda y encuentro; de asimilación y comprensión del fenómeno artístico, y que desaparezcan la pugna entre el potencial artístico del creador   y   la   psiquis   del   público.  Y eso se debe porque la atención analítica que dedica Jover  -especialmente en sus amplios y profusos cuadros- trata de entrelazar el sueño de sus ideas y la realidad. Sea como fuere, desde que él comenzó a exponer en enero de 1980, denotó un hacer creativo auténtico, con un refinado estilo rítmico, pero también plagado de una resistencia intelectual a lo banal. En ese sentido, la cuestión de la calidad devino en un problema primordial en su desempeño, sin perder el poder simbólico que lo invade a partir de la exigencia incondicional que se ha trazado como artista. 

En conjunto, las obras que integran esta exposición alcanzan su mayor interés allí donde la visión de Jover se destaca por encerrar alusiones, ingeniosas por estar cargadas ellas de un sentido de gracia al alcance de los elementos traídos de la mano en forma minimalista con vistas a ofrecer un sagaz estudio de lo que nos rodea. 

Si la actual exposición se ha propuesto, como parece evidente, “hacernos descubrir”  a un Jover en otra línea, lo ha logrado con creces, por cuanto la simple ojeada a estas obras  -diecisiete en total- consiguen una expresividad extraordinaria al reflejar lo cotidiano como algo más allá de lo accidental. Es, por tanto, un entorno donde confluyen los seres humanos más allá de lo que les ocurre, y por ello mi juicio crítico ha querido dejarlo reflejado en esta páginas en virtud de su realce.

No quiero dejar de señalar una idea que reflejé en las Palabras al Catálogo de la exposición: “Joel Jover ha tenido la certidumbre de dejarnos ver una obra auténtica y concluyente, para contribuir así al desarrollo del arte cubano activamente. En otro orden, queda plasmado que hay buen gusto, que posibilita a los espectadores distinguir en lo que es una corriente de moda de lo que es genuino. Y cabe preguntarse entonces, ¿cómo puede advertirse  este desarrollo suyo? Y es que Jover nos lo hacer ver con una sencillez inaudita. Esboza que lo trascendente no es asumir todo lo que viene de otros lugares, sino saber captar esa influencia y, a la vez, decir que lo nuestro tiene acentuación y una calidad a partir de la idea de que ese hacer de los artistas del tercer mundo deviene en la novedad expresiva del mundo de hoy, pues sus ejecutores son los que están aportando a la creatividad.”

* Ensayista.

Autor: Jorge Santos Caballero*

Fuente: Sede de la UNEAC

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.