Sello de Calidad
Portada » articulos » Generales » Explosión de cultura

Explosión de cultura

Bomba. Cultura. Son palabras etimológicamente inconexas que engranan, en hechos como el desfile protagonizado por instituciones y proyectos culturales de esta provincia, a las puertas de la inauguración oficial de la Semana de la Cultura en Camagüey.

“Agua de tinajón, quién quiere agua de tinajón, agua...” pregonaban dos peculiares vendedores que conducían una carretilla repleta de envases plásticos, en su mayoría, llenos. Los vacíos, ¿habrían sido vendidos? Y, a “ojo de buen cubero”, había que confiar en que fuera de tinajón. Había que confiar en la excelente oferta del más alto de ambos quien, montado en zancos, palpaba a tientas el asfalto de la calle Cisneros con un enorme bastón mientras se acomodaba sus gafas oscuras.

A esa atípica vanguardia le siguió el Club de Motoristas LAMA (Latinoamerican Motorist Association), integrado por hombres y mujeres con el porte clásico de bad boys, con sus cascos negros y chaquetas de cuero con estampas de águilas y otras tantas simbologías que representan aquello por lo que rodar y derrapar en la carretera, su lema-filosofía, adoptado desde su fundación en el 2010: “hermanos para ser hermanos”.

Máscaras extravagantes, disfraces extravagantes, colores extravagantes. La extravagancia se vistió con sus mejores ropajes y, la verdad, brilló con elegancia. Entre la muchedumbre avanzaban el colectivo de Carsueños, con los rostros escondidos bajo antifaces. Tejían sonrisas –tan inmensas como las de sus muñecos— e improvisaban consignas como “se oye, se siente, Carsueños está presente”.

Rumbatá, Raíces del creole, Bonito Patuá, el Teatro D’ Luz y la compañía La Andariega de Cuba, junto a las representaciones de las Casas de Cultura de Camagüey, ocuparon también el desfile, que culminó en la vía Enrique Villuendas. Allí vertieron a la sobriedad citadina el colorido “desorden” tan necesario para avivar los cuerpos y las almas, contenido en sus iniciativas y ritmos. Ritmos, ocurrencias, matices y sabores que, como explosiva reacción química, despierta el carisma en una ciudad próxima a cumplir sus 504 años.

Autor: Yang Fernández Madruga

Fuente: Adelante Digital

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.