Sello de Calidad
Portada » articulos » Artes Plásticas » Entre colores y papeles, pintando a Cuba

Entre colores y papeles, pintando a Cuba

Foto: Leandro Pérez Pérez/Adelante

Captar sus esencias, emociones y gustos no resulta tan fácil, aun cuando el diálogo con una niña de nueve años parezca sencillo. Si se trata de una pequeña amante de los colores, las cartulinas y las crayolas, entonces la misión de entrevistarla se hace más difícil. Así sucedió con Marianna García Riverón, quien siempre “dibuja a Cuba”.

En la escuela primaria Conrado Benítez, donde nos encontramos, Marianna se mostró cariñosa y dispuesta a conversar de “sus técnicas artísticas”, sentimientos e inspiraciones.

—¿Cuándo descubres el dibujo?

—En primer grado comencé a pintar en el aula, porque la maestra lo orientaba. Me fue gustando y mi mamá vio en mí el don. Entonces pensó que podía participar en concursos; ella tenía la esperanza de que algún día ganara uno nacional.

“Mi primer dibujo lo tengo en un cuadro, con él obtuve un premio en una competencia de la escuela, y ya después fueron más y más diplomas, tantos, que tengo una caja llena.

“Así que todo empezó en el aula. Ahora en cuarto grado hice, en la libreta de Lengua Española, uno de los que más me han gustado: son los zapaticos de rosa dentro de un corazón, al que le di por fuera un tono amarillo fuerte, para que llamara la atención; y al profesor le pareció bonito”.

—Y ese talento, o don, como tú le llamas, ¿es de familia?

—Sí, yo tengo un tío que pinta, mi abuela lo hace a cuadrícula y mi mamá dibuja de todo, menos rostros. Una tía que ya murió te dibujaba si estabas frente a ella y Miguelito, mi hermano mayor, “hace” esos bichos extraños que salen por la televisión, dinosaurios con alas y esas cosas; y al más chiquito, que está en primer grado, ya le estoy enseñando.

—¿Cómo llegas entonces a los concursos?

—He ganado algunos municipales y otros provinciales y nacionales, eso ha sido un regalo para mí. Cuando comencé a participar en ellos, vi que todos los días aprendía más, no solo al hacer el dibujo, porque mi mamá y mi abuela siempre buscan mucha información y me dan una clase del tema que sea, para darme ideas.

“Esas clases, los sábados, siempre son larguísimas, empiezo a dibujar más o menos a las 10 de la mañana, para poder ver muñequitos antes de esa hora. Mi profe Yulián me dijo que mientras todos los del aula estén jugando, yo tengo que estudiar dibujo.

“Entre los concursos que más me ha gustado participar están el relacionado con las drogas, Amigos de las FAR, El Minint y yo, y el de la Cruz Roja, ese (el último) ya está en La Habana para competir con otros, porque es internacional.

“Para poder hacerlos bien, uso los plumones, crayolas y lápices de colores que mi madrina me compra”.

Y luego Marianna, entusiasmada, me describe su obra para el concurso nacional El Minint y yo, en el cual obtuvo un premio que se le entregará este jueves en la ciudad de Camagüey. “Es el mapa de Cuba envuelto en nuestra bandera, de ahí salen rayos de sol. Están también un guardafrontera, un bombero, un policía y un guardabosques”.

—En noviembre del año pasado, el coronel Orlando Cardoso Villavicencio te entregó la réplica del yate Granma como premio del “Amigos de las FAR”. ¿Cuál fue tu reacción al enterarte de la noticia?

—El día que se supo el resultado, mi mamá vino más temprano a buscarme a la escuela y a mí me asombró. Cuando le pregunté, me dijo que tenía una buena noticia para darme. Fue tanta mi alegría que le salté arriba, tan fuerte, que casi la tumbo. Todos los niños del aula también estaban contentos. Y después, mis abuelos, mi papá, mi familia, lloranron de felicidad.

“Le digo a mi mamá que participo en todos los concursos porque me encanta dibujar, pero también para representar a mi provincia”.

—Esa vez, cuando nos conocimos, me dijiste que tu familia es “lo mejor”...

—Es mi razón de vivir; a mi abuela Norma la amo con mi vida, porque me da cariño y eso es muy importante para mí. A mi mamá también la quiero mucho y estoy feliz de vivir con ella; las dos siempre me ayudan mucho.

Y mientras anuncia las obras en las que hoy trabaja, para entregarlas a los concursos recientemente convocados por la Organización de Pioneros José Martí, me dice que todavía no decide si será médico, maestra, enfermera o artista, pero yo apuesto por su increíble talento para las artes plásticas.

Autor: Malena Alvarez Julín

Fuente: Adelante Digital

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.