Sello de Calidad
Portada » articulos » Danza » El Ballet de Camagüey luce su hidalguía en Las Tunas

El Ballet de Camagüey luce su hidalguía en Las Tunas

Ballet de Camagüey en Las Tunas

Las Tunas: Anoche se despidió del público de esta ciudad capital el Ballet de Camagüey, luego de dos funciones en el Teatro Tunas, en las que jóvenes bailarines de la segunda compañía de su tipo en el país lucieron un programa armonioso y disímil.

Ambas noches abrieron con el tono de lo clásico, guiado por el grand pas de la obra Paquita, cuya presentación aquí recordó que la agrupación agramontina fue la primera en danzar dicha pieza. En la salida al proscenio le siguió la contemporánea, escueta, minimalista y no por ello menos sugerente Benedictus, una coreografía que acompaña al elenco hace un año.

Continuó el famoso pas de deux del Corsario, bailado con precisión y virtuosismo técnico por sus protagonistas; y cerró Copa de Ángel, interesante propuesta inspirada en el movimiento futbolístico de los jóvenes camagüeyanos, que fuera estrenada en el 23 Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Precisamente esa última creación, realizada por la maitre Lila Martínez de la Torre, constituye un vivo reflejo de la riqueza expresiva de la danza, de su arrojo para abrazar cualquier tema y sus elocuentes posibilidades de discurso. Mientras Copa de Ángel anunciaba la despedida todos vivimos las interioridades del más universal de los deportes, de su sentido acrobático, apasionado y celestial.

El diseño del repertorio sugirió el destaque de las figuras masculinas y como tal fueron para ellos las mayores ovaciones. Sin dudas hubo motivos para los aplausos pues en tal apartado la agrupación mostró con los ojos iluminados, talento, preparación y rigor.

Diciembre de 1967 marcó el nacimiento del Ballet de Camagüey. Años después el grupo perfiló su proyección nacional e internacional. Desde entonces viajar por Cuba constituye prioridad para legitimar su desempeño y el afán de persistir en el arte de las zapatillas en punta.

P6-2Los tuneros encontraron ahora, como siempre, una compañía abierta a las nuevas tendencias, con su mente dispuesta a la creación; preocupada por mostrar algo diferente en cada visita y superarse a sí misma.

En el 2010 esta agrupación, dirigida por Regina Balaguer hace 16 años, volvió a Las Tunas para romper un silencio de entrega por estos lares de cuatro lustros, y aunque ahora solo demoraron en regresar tres años, todavía a los balletómanos les parece demasiado tiempo, pues por alguna razón la geografía ha situado un latir tan cerca del otro.

Autor: Zucel de la Peña Mora

Fuente: Peródico 26

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.