Sello de Calidad
Portada » articulos » Artes Plásticas » Eduardo Rosales: Sin comentarios, ¿por qué no?

Eduardo Rosales: Sin comentarios, ¿por qué no?

Obra de Eduardo Rosales, foto: Orlando Durán Hernández

Con ese título jamás podrá cumplirse la invitación al pie de la letra: Sin comentarios. Así le puso Eduardo Rosales Ruiz a la muestra con la que vuelve en octubre a la galería del periódico Adelante, para celebrarle esta vez los 12 años al espacio con otro conjunto incómodo, según la perspectiva con que se vea.

En pinturas e instalaciones vuelca su sentido de la identidad cultural, el tema en el que, incansablemente, ha trabajado en los últimos años, y que a las claras se le ha vuelto de sus más desgarradas obsesiones.

Ahora traza el discurso desde la altivez de la palma real, y también con la jerarquía de los afectos y las convicciones representadas por símbolos del ser nacional como la Bandera de la Estrella Solitaria y, como el casabe, significativo del arraigo a la Patria chica del Camagüey y del respeto a los ancestros, a lo primigenio.

El historiador y crítico de arte Yoelxy Pilliner López, en las palabras al catálogo resalta la profundidad alcanzada por Rosales en la fusión de sus líneas de investigación de los legados amerindio --en especial, el taíno--, español y africano, y del resultado creativo por el dominio del acrílico sobre lienzo, y de otros soportes para las obras espaciales.

Sin comentarios cuestiona las actitudes y aptitudes de quienes ponen en tela de juicio el orgullo de ser cubano y la voluntad para serlo en medio de los avatares de la Cuba actual, de aquellos que hablan mucho pero hacen demasiado poco.

Problematizar y preguntar siguen siendo los verbos para el debate nuestro, y ambos están allí, en los troncos y las yaguas de las palmas que Rosales toma y devuelve como memoria, como lectura responsable del tiempo y las cosas.

Ya lo dijo José Martí: “la vida es doble, yerra quien la estudie simple”. Sin comentarios funciona como puerta elocuente para ese examen de conciencia, en el mes de la Jornada de la cubanidad, donde se corre el riesgo de perderse y no de encontrarse en esa telaraña de significados que resulta la cultura.

Autor: Yanetsy León González

Fuente: Adelante Digital

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.