Sello de Calidad
Portada » articulos » Patrimonio » Camino a Camagüey

Camino a Camagüey

Ciudad de Camagüey

En el oriente cubano, la ciudad de Camagüey ha entrado a la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad con una reducida parte de su extenso centro histórico, donde las calles sinuosas y empedradas, las plazas, iglesias y balcones del siglo XVIII, son parte de un legado colonial excepcional en Cuba, el Caribe y América.

La urbe laberíntica de Camagüey, de vías estrechas y edificios bajos, casi sin tráfico ni ruidos, acaba de ser incluida en la lista patrimonial de la Unesco, tras la XXXII reunión del Comité del Patrimonio Mundial de esta entidad, celebrada en Québec (Canadá), junto a otros 12 lugares, entre ellos la Villa Protectora de San Miguel el Grande y el Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco, en México.

Según el director de la Oficina del Historiador de Camagüey, José Rodríguez, encargado desde hace once años de la gestión de conservación de la ciudad cubana, se trata del "reconocimiento a un complejo histórico que hace alarde de su arquitectura y arte colonial, con unas características singulares".

En opinión del especialista, "uno de los atributos que ha permitido que Camagüey y, sobre todo la región del centro histórico, haya llegado al siglo XXI con este nivel de calidad, ha sido el absoluto respeto con que la urbe ha logrado asumir los cambios normales de la vida".

El centro histórico del siglo XVIII, con unos 4.000 habitantes, no constituye un área únicamente ornamental, sino que acoge a las principales instituciones del gobierno y la cultura de la provincia, además de albergar los mercados y comercios más importantes de la urbe.

Joyas de la arquitectura Según explica José Rodríguez, durante el siglo XVIII la ciudad se consolidó y empezó a delinear con mayor precisión su actual trama distintiva: un trazado laberíntico, un sistema de plazas y plazuelas, y un repertorio arquitectónico-religioso con cinco templos fundamentales.

En pleno siglo XXI, los especialistas y pobladores coinciden en identificar como sus "joyas" a la Plaza de San Juan de Dios, el lugar más representativo de su arquitectura, la Plaza del Carmen, y la Plaza de Armas o Plaza Ignacio Agramonte.

La explanada de San Juan de Dios, con edificios coloridos que van del verde al naranja, es casi un sitio sagrado por haber sido el lugar donde se expusieron, en 1873, los restos del Mayor General Ignacio Agramonte, figura emblemática de la ciudad y de la historia de Cuba, que murió en combate a los 32 años durante la guerra de independencia.

En pleno mediodía, la plaza permanece en silencio y casi sin transeúntes, con una pasividad que, según Rodríguez, "es la expresión arquitectónica del carácter de los habitantes de Camagüey".

La historia es bien diferente en la del Carmen -siempre con bullicio y gente conversando en las puertas de sus casas- donde tuvo origen, de acuerdo a las leyendas, el espíritu de celebración de la urbe y tradiciones tan arraigadas como la fiesta del San Juan, el carnaval más "atípico" de todos los que se realizan en la isla.

Europa medieval enel este de Cuba El Comité de la Unesco ha celebrado el centro histórico de Camagüey como "un ejemplo excepcional de asentamiento urbano tradicional relativamente apartado de las principales rutas comerciales", y ha resaltado "la influencia de la arquitectura y el urbanismo de la Europa medieval" en el trazado de la ciudad.

Para Cuba las distinciones de la Unesco comenzaron en 1982 cuando el centro histórico de La Habana y sus fortificaciones coloniales fueron proclamadas Patrimonio de la Humanidad.

Luego la misma condición ha sido alcanzada por sitios como los centros históricos de las ciudades de Trinidad y Cienfuegos, los cafetales de Santiago de Cuba, o el Valle de Viñales, entre otros puntos de la isla.

Actualmente hay 82 acciones de conservación en proceso, pero proteger los inmuebles coloniales no es la única prioridad. La ciudad ha tomado medidas también en la regularización del tráfico, cerrando el paso de

todos los vehículos a las plazas principales, abriendo zonas peatonales y restringiendo el tránsito por varias avenidas.

Las bicicletas se han apoderado de las calles, y junto a los coches y los llamados "bici-taxis", le dan a las irregulares avenidas de Camagüey un movimiento ágil, que obliga a estar alertas en las curvas y esquinas.

Rosa Rieumont, funcionaria de Aduana del Aeropuerto Internacional de la ciudad, bromea y describe el fenómeno como "el peligro de las ruedas", una de las tantas pruebas de que vive en "un lugar que se ha quedado paralizado en el tiempo, aunque la gente que camine por ahí es del siglo XXI".

"Para nada es moderna, todavía hay calles de adoquines, líneas de tranvías y puertas con aldabas de hace tres siglos. Increíble, ¿no?", dijo.

La ciudad de Nicolás Guillén Cinco siglos de historia

Camagüey, situada a unos 570 kilómetros al este de La Habana, tiene el centro histórico más extenso del país, con una superficie de unas 300 hectáreas. Sin embargo, el perímetro que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, llamada por muchos en la región como "la ciudad del siglo XVIII", representa sólo el 17 por ciento de esa área.

Conocida por los cubanos como "la ciudad de los tinajones", y distinguida por ser la tierra natal del poeta nacional, Nicolás Guillén -cuyos versos andan grabados en placas y vallas en cualquier esquina-, el nombre inicial de la urbe fue Santa María del Puerto del Príncipe.

Originalmente su fundación se remonta al 2 de febrero de 1514, cuando se convirtió en uno de los siete primeros enclaves españoles en Cuba, tras la llegada de Diego Velázquez.

Su primera ubicación fue al norte del actual emplazamiento, y en 1528 se trasladó al área situada entre los ríos Tínima y Jatibonico, donde se ha mantenido durante cinco siglos hasta convertirse en la que es hoy la tercera ciudad en importancia de la isla.

Autor: Anett Ríos

Fuente: Revista El Litoral

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.