Sello de Calidad
Portada » articulos » Patrimonio » Callejones: Un atractivo más de Camagüey

Callejones: Un atractivo más de Camagüey

Calle de Camagüey

Uno de los mayores atractivos de esta ciudad del oriente cubano, es su arquitectura colonial, cuyo notable estado de conservación le confiere un particular encanto en medio de las modernidades de la contemporaneidad.

Y entre sus más añejas estampas se encuentran los llamados "callejones", esas superestrechas calles que en número superior a las 60, sobreviven el paso de los siglos para convertirse en dolor de cabeza de los chóferes foráneos, que por error, desembocan en uno de ellos.

El callejón más notable aquí por su limitadas amplitud, es el nombrado "el del cura" o "del silencio" que mide apenas un metro y 40 centímetros de ancho y 52 metros de longitud, espacio por el cual no cabe un automóvil de regular tamaño.
Le sigue en lo de apretadas dimensiones el callejón de "la funda del catre" que, aunque se extiende 77 metros, sólo cuenta con una anchura de 2 metros y 20 centímetros.

El más corto de todos los callejones de Camaguey ( a unos 540 kilómetros de La Habana) es el denominado el de "Tula de Oms" o de "La Miseria" que haciendo honor a su segundo nombre, tiene 15 metros de extensión y no llega al largo de un buen camión.

Parece ser que además de ser una de las "calles" más cortas del planeta, se le puede incluir entre los menos poblados, pues en su breve longitud tiene solamente dos viviendas, obviamente, la número uno y frente a esta, la dos.

No obstante vale aclarar que limitaciones espaciales de estas mencionadas vías no laceran su dignidad de calles con pleno derecho a figurar en los mapas de la ciudad y a inscribirse como direcciones postales.

Otra de las atrayentes características de los callejones camagüeyanos es la originalidad de sus nombre, muchos de ellos asociados a oficios, hechos o personajes relacionados con ellos.

A tono con lo dicho son los siguientes ejemplos: El de la alegría, Apodaca, del Cañón, Káiser, Magdalena, Fundición, Soledad, San Juan Neponuceno, Cucaracha, La Risa y Las Niñas.

No se quedan atrás en la lista de nombres curiosos, el de Tío Perico, el de la Academia, de los Angeles, los Sacristanes, el del Cuerno, Cárcel y el del Templador.

Por su caprichoso origen, sus adoquines resistentes al paso de los años y su auténtico diseño, estos "callejones" contribuyen a que naturales y extranjeros, disfruten mucho un paseo, a pie, por esta ciudad que se aproxima a los 500 años de fundada.

Autor: Sergio Morales Vera

Fuente: Prensa Latina

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.