Sello de Calidad
Portada » articulos » Danza » Ballet de Camagüey: 37 diciembres entre barras y espejos

Ballet de Camagüey: 37 diciembres entre barras y espejos

Ballet de Camagüey

El Ballet de Camagüey (BC), ícono de las artes danzarias en este territorio, ha arribado a su aniversario 37, motivo por el cual los fervientes amantes del ballet y la comunidad cultural de esta región centro-oriental de la Isla están movilizados en una gran fiesta.

No podría ser de otra manera, ya que desde el 1ro de diciembre de 1967, cuando la finada profesora Vicentina de la Torre Recio fundara la Compañía con el apoyo invaluable del Ballet Nacional de Cuba hasta nuestros días, el BC ha encantado a los más variados y exigentes públicos de este país y del mundo, combinando la secular tradición romántico-clásica con lo más atractivo y original de la escuela cubana de ballet.

Pero esa no es la única razón para agasajar y honrar a la segunda compañía de ballet clásico de la Isla, la que por 17 años dirigiera el maestro de maestros Fernando Alonso. El BC ha sido y continúa siendo cantera fecunda donde incontables talentos surgen, crecen y emprenden la hermosa y a su vez difícil carrera del ballet al amparo de prestigiosos profesores.

En su plantilla han figurado nombres tan queridos como evocadores de hermosos recuerdos, tal es el caso de la propia Vicentina, Joaquín Banegas, Azari Plisetski, Iván Tenorio, Gustavo Herrera, Alberto Méndez, y otros que en los primeros años dieron el empuje inicial a esta empresa excepcional

Copartícipes de una escuela y una metodología nacional y latinoamericana

El Maestro Fernando Alonso, pionero del ballet profesional en Cuba en los años 40 del pasado siglo y fundador de la escuela y la metodología cubana del ballet, asumió en 1975 la dirección de la novísima compañía agramontina.

Ya para la fecha el elenco artístico del BC estaba más consolidado y contaba con bailarines egresados de las escuelas Nacional y Provincial de Ballet.

Esas dos condicionales propiciaron que la Compañía pudiera catapultarse a planos internacionales.

Rusia y Rumania, son las primeros países europeas a donde se van de gira en 1978; el público de Moscú, la principal plaza de la ópera y el ballet de la Unión Soviética en aquellos años, recibe con beneplácito la actuación de un conjunto joven, pero disciplinado y seguro en su propuestas "criollísimas".

Las giras continúan por tres continentes, llevando lo mejor del repertorio que incluye Giselle, Diana y Acteón, La Fille Mal Gardée, Saerpil, Coppelia y otras obras de la vieja y la nueva escuela.

Alemania, Yugoslavia, Hungría, Polonia y Grecia sirven de escenarios para sus representaciones. El Festival Internacional de Ballet de La Habana se hace punto habitual para medirse ante otros grandes y ponerse a prueba ante un público conocedor y efusivo.

Admiradores de este arte en la República Popular China, México, Perú, Brasil, Venezuela, Islas Martinica y Guadalupe, Paraguay y Nicaragua también disfrutan de la bella danza, de la gracia desplegada en giros, en piruetas, en la mímica hipnótica de los desnudos brazos, en la flexibilidad y poderío de los músculos.

Cantera de valores

Dos de las cuatro joyas del ballet cubano trabajaron con la Compañía camagüeyana: Loipa Araujo y Josefina Méndez. Pero también lo han hecho otras estrellas y talentos como Lázaro Carreño, Silvia Marichal, Jorge Lefebre, Ramiro Guerra, Bárbara García, Menia Martínez, Federico Castro y Javier Carranza (México), Charlotte Chaistensen (Dinamarca), Alex Ruiz (EE. UU.), Jürgen Pagels (Alemania), Azari Plisetski y Elena Vinógradova (Rusia) y Erik Aroutinián (Armenia), entre otros.

Importantes coreógrafos como Francisco Lang, Osvaldo Beiro López, ex-primer bailarín del BC, y José A. Chávez Guettón, enriquecen su repertorio artístico.

Una mención especial se merece la ex-bailarina Manelín Rodríguez, única fundadora de la Compañía que se encuentra actualmente en activo como ensayadora.

A principios de los años 90 del pasado siglo, luego de la partida de Alonso hacia México donde se desempeña como director de la Compañía Danza Nacional de ese país, Jorge Rodríguez Vede, entonces regisseur asume la dirección del BC hasta 1996.

Mantener el gran nombre ganado por el Ballet de Camagüey, compañía única en su tipo en el interior del país no es tarea sencilla en estos tiempos, sino obra tenaz, fruto del accionar colectivo y del talento y esfuerzo no sólo de artistas sino del personal técnico, económico, de relaciones públicas, de producción y otras.

Su gran quehacer cultural no se limita a demostrar sobre el tablado la homogeneidad de un cuerpo de baile, la espectacularidad de un salto o la magia de simular un vuelo sobre la escena, el BC recibe en sus predios a niñas y niños de edad muy temprana a quienes se le enseña el ballet clásico, la danza española y moderna con el rigor de la escuela cubana de ballet.

El BC con proyecciones en el siglo XXI

Desde 1997, la Compañía insignia de esta ciudad ha contado en su Dirección General con la licenciada Regina María Balaguer Sánchez, regisseur principal y titulo de oro en su especialidad quien ha impartido clases no sólo en Cuba sino en otras naciones de Hispanoamérica.

Primeras solistas, corifeos, regisseurs y maitres conforman el elenco de esta Compañía que no cesa de dar lo mejor de si al pueblo que tanto la admira y le quiere, que temporada tras temporada acude masivamente a sus estrenos y reposiciones en el Teatro Principal de esta ciudad legendaria y culta.

Esta ocasión no pudo ser menos; 37 diciembres entre barras y espejos han llenado de lauros su aún inédita historia. Todavía muchos obstáculos les queda por franquear y muchos éxitos que conquistar, mas el acierto de su dirección, el entusiasmo de su colectivo, la devoción de su público y la voluntad política de las autoridades son fuertes incentivos para lograrlo.

Juntamente con el Ballet de Camagüey, otras instituciones danzarias del territorio como el Ballet Folklórico de Camagüey y el Conjunto Artístico Maraguán sirven de pauta que impulsa a nuevas generaciones para tomar los derroteros de la danza; donde se conjugan la gracia extrema del arte con la fuerza, la agilidad y la inteligencia del deporte, otras de las muchas opciones que se presentan para bien de nuestros hijos, en estos tiempos de cultura masificada y del más encumbrado nivel.

Autor: Gualveris Rosales Sánchez

Fuente: Radio Cadena Agramonte

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.