Sello de Calidad
Portada » Artículos » Danza

Artículos Danza

Ballet Folklórico de Camagüey

El Ballet Folklórico de Camagüey (BFC) ha dedicado su existencia a difundir los más genuinos valores del arte, afirmó Reinaldo Echemendía, fundador y director de la agrupación, que el próximo 12 de septiembre cumplirá un cuarto de siglo.

Reconocimiento al BFC

Hace un año, el Ballet Folklórico de Camagüey (BFC), inició el programa conmemorativo por el XXV aniversario de la fundación de la compañía músico-danzaria, el 12 de septiembre de 1991.

Ballet Contemporáneo Endedans, foto:  Whitney Browne

La Isla del Fuego (Fire Island) es un curioso escenario en las aguas de Great South Bay, donde cada año sucede uno de los festivales de danza más importantes de Estados Unidos, dedicado a la recaudación de fondos para la lucha contra el sida. Nunca había bailado un cubano, hasta hace unos días...

Escuela de Ballet

La enseñanza artística en Cuba es una de las obras más trascendentales de la Revolución, que tiene como fin supremo la formación integral de los estudiantes desde una proyección humanista, más allá de costos económicos.

Ballet de Camagüey, foto: Vicente Brito/Escambray

La versatilidad en la interpretación de diversos estilos y el virtuosismo marcaron la actuación este martes del Ballet de Camagüey en Sancti Spíritus, en el contexto de su gira nacional de verano, dedicada al cumpleaños 90 del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro.

Ballet Contemporáneo Endedans, foto: Lázaro Wilson

Como parte de una Gira Nacional por los 14 años de la Compañía, se presentó en Holguín el Ballet Contemporáneo “Endedans”.

Ballet de Camagüey, foto: Tomada de Internet

Caballo de batalla del Ballet Nacional de Cuba y de su famosa fundadora, Alicia Alonso, Giselle es uno de los clásicos más relevantes en el repertorio de esta y de muchas otras compañías en el mundo. El ballet fue creado en el Romanticismo por Jules Perrot y Jean Coralli, y no solo consagró a...

Pedro Ruiz con Endedans. Foto: Yariel Valdés

A los 14 años Pedro Ruiz dejó atrás la Isla para instalarse en Nueva York. Nunca imaginó que su futuro como bailarín transcurriría en la Gran Manzana, ni que después de más de treinta años pisaría nuevamente suelo cubano para colmar teatros con su trabajo coreográfico.